La navegación

Vista Este del Pabellón de la NavegaciónEl Pabellón de la Navegación se centra en el hecho de que la Navegación fue muy importante en el pasado, sigue siendo muy importante en el presente y seguirá siéndolo en el futuro.

Gracias a la Navegación, la humanidad descubrió en el pasado los verdaderos contornos del planeta. Las diferentes partes de su geografía, separadas desde tiempo inmemorial por el mar, se descubrieron unas a otras permitiendo así la primera globalización. El hombre comenzó a enriquecerse a velocidad exponencial gracias al intercambio entre civilizaciones del conocimiento y de las materias propias de cada región. Simultáneamente comenzó el empobrecimiento que provocaba las  diferencias cada vez mayores entre débiles y poderosos y el deterioro del medio ambiente.

Hoy en día, la Navegación es el factor que facilita en mayor medida nuestro estilo de vida. Ropa, electrodomésticos, automóviles, todo tipo de bienes de consumo, industriales y materias primas llegan a nosotros en barco. Gracias a ella es posible transportar cualquier mercancía de una a otra parte del mundo de forma barata, por pesada, voluminosa o poco valiosa que resulte. Ni siguiera los aviones volarían sin el combustible que transportan los petroleros.

En el futuro, cuando la tierra no guarde ningún secreto para el ser humano, su natural curiosidad le llevará a colonizar otros mundos. Entonces la Navegación seguirá siendo un referente clave pues las circunstancias del pasado se volverán a repetir: las naves serán pequeñas y el espacio para los navegantes reducido; el aislamiento en la travesía será extremo y los navegantes dependerán en gran medida de ellos mismos para sobrevivir. Los viajes serán largos, muy largos – se calcula que los primeros viajes tripulados que se realicen al planeta Marte tardarán tres años, justamente lo mismo que se tardaba en ir de Sevilla a Manila y volver en el siglo XVII.

El Pabellón de la Navegación pretende transmitir este mensaje a través de las experiencias que ofrece a sus visitantes. Por un lado la visita de su exposición permanente. Por otro lado la posibilidad de realizar actividades y talleres didácticos sobre temas que contemplen aspectos científicos e históricos de la Navegación. Las exposiciones temporales también aportarán experiencias variadas. Incluso la restauración que se ha decidido implantar en el Pabellón, centrada en el intercambio gastronómico iberoamericano, aportará una perspectiva al tema de la navegación.

La navegación es uno de los ejes sobre los que pivotan los avances de la humanidad y la manera de transmitirlo es que los visitantes del Pabellón de la Navegación experimenten personalmente este hecho.


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s